sábado, 28 de noviembre de 2015

Todas tus guerras perdidas.

Resuena en mi cabeza esa estrofa 'y el amor, se fue volando por el balcón, a donde no tuviera enemigos'. 

Y aún no ha vuelto. 

Siguen las trincheras llenas de recuerdos que se están quedando sin munición y soldados sin banderas. 

Y como en la mayoría de las guerras el sentido de la nuestra hace tiempo que perdió la razón. 

Que hemos perdido por inercia al caer en la trampa de los que un día supieron que ganaríamos si fuésemos conscientes de nuestro valor.  

Que el amor quiso llevarnos más allá de ese balcón y nosotros decidimos quedarnos. 
Sin fuerzas, ni refuerzos.

Y ya no quedan puertas, ni ventanas, ni salidas de emergencia. 

Pero ojalá descubramos que tenemos valor y que si lo intentamos, ganamos. 

Bloody.

No hay comentarios:

Publicar un comentario