miércoles, 29 de abril de 2015

Y bastará.

Si trato de explicarte que quiero contigo, aunque no te quiero, no llores por no escuchar lo que querías oír. 
Se me da tan bien mentir, que soy demasiado sincera. 

Y no finjas que me entiendes, no quiero que lo hagas, no es eso. 
Ni me traigas rosas para que te cuente cuánto te he echado de menos, porque no lo he hecho. 

No pienso acariciarte la mano y aletear las pestañas en un intento de seducción barato. Soy más de clavarme en tus pupilas hasta que te sangren los recuerdos y me pidas clemencia. 

Se me da mejor doler que amar. 

Que si llevo un vestido de flores es porque veas que estoy rodeada de espinas, que la primavera es un disfraz macabro. 
Y tú decides si se mira, pero no se toca. O se toca, pero no se mira. Aunque has de saber que espero peor que bailo. 

Estaré siempre que no puedas y querrás siempre que no esté. 

Voy a pintarte un lienzo de esperanza y lo voy a hacer añicos mientras río descalza al borde de un abismo. Como una cría consentida. 

Voy a llevarte por la calle de la amargura y no vas a querer soltarme de la mano. 

Voy a ser tan yo que un día me dirás que ya basta. 
Y bastará. 

Bloody. 

1 comentario:

  1. "Voy a pintarte un lienzo de esperanza y lo voy a hacer añicos mientras río descalza al borde de un abismo" Que cruel, no?

    Me ha encantado esta entrada, en serio. Es jodidamente genial.
    PD: que sigas doliendo tan bonito.

    ResponderEliminar