martes, 3 de febrero de 2015

Monstruos, armas y café.

Frebero, lluvía y astillas.
Las palmas de las manos más bonitas que he visto en mi vida, son las suyas quitándome el vestido.

Ventanas, rotos y rincones.
Hay señales de humo en el cielo, de gente que se ha marchado esperando que la encuentren.
Nadie ha ido.

El mar, tu boca y camelias.
Segunda calle a mano izquierda, un callejón sin salida. 
No he podido escaparme de mis miedos.

Fuego, estrellas y silencio.
He cerrado una puerta de una habitación sin ventanas. 
Hace demasiado frío como para no bajar a por tabaco y sexo.

Cipreses, granate y viento.
Se ha tornado la sangre negra y la tinta roja. La ponzoña de beber directamente del envase todos tus cuentos.

Truenos, domingos y camas de 90.
Aquí sólo queda sitio para ti, así que me quedo.

Monstruos, armas y café.
Los buenos días son mentira.

Bloody.

No hay comentarios:

Publicar un comentario