miércoles, 21 de enero de 2015

Inacabado.

Me he tumbado a pecho suelto entre tus manos,
se me ha salido desbocado el corazón, 
ahora ando buscándolo entre tus dedos,
pendiendo del hilo que marca la línea de tu vida.
Me han leído el futuro y no tiene final feliz. 

El desenlace de tus enredos y los míos.

Se me está perlando la frente de sudor 
y un adiós tuyo es más duro que ningún diamante.
Brutales nuestras noches en vela.
Sin condones que me salven 
del poder que engendran tus gemidos en mi alma. 
Y a los nueve meses concibo unas dudas que pesan 3kilos 300gramos, 
como plomo al caminar.

Bloody.

No hay comentarios:

Publicar un comentario