lunes, 8 de septiembre de 2014

Ruleta rusa.


Ha caído una tormenta justo encima de la piedra y ahora sólo me resbala. 

Las banderas se han deshecho,
los caminos son atajos a ninguna parte. El norte se ha perdido en el fondo del mar. 
Todo tiene ya sentido y es terrible.

Nos hemos quedado en los restos de una colilla, en unas fotos ajadas, en cuatro polvos mal echados, escasos de magia.

Nos guardamos un as en la chistera en forma de revolver y no sé cómo de jugar a querernos acabamos de pleno en la ruleta rusa del si tú no, yo tampoco. 
Y todos muertos.

Nos hemos pedido perdón por querernos y explicaciones a sonrisas. 
Nos hemos dado las gracias por huir y la mano en la decimocuarta despedida.
Nos hemos dado tiempo y se nos ha parado en corazón.

Hemos sido más idiotas después, que durante. 

Nos hemos desgastado más el odio que los labios, la paciencia, que las manos. 

Nos hemos olvidado ya el uno del otro, pero siempre te recuerdo. 

Bloody.


No hay comentarios:

Publicar un comentario