jueves, 18 de septiembre de 2014

Las flores del mal.

No es por presumir, pero he estado más negra por dentro que cualquier noche sin luna.
He tenido más cráteres que ésta en el corazón. 
Me han surcado más cicatrices la sonrisa, que aventureros mares.
Pero no he podido, ni por asomo, perder tu recuerdo como pierdo horas de sueño.

Me han regalado camelias sin ser yo ninguna dama, me he mirado en el espejo y me han salido grietas en las manos.
He hablado con magas en silencio, me han dicho que el futuro no me encuentra.
Les he pedido un poco más de aire a esos gigantes, por no encontrar respiro en esta cama abandonada.
He subido cumbres borrascosas por orgullo y prejuzgado mis ganas de olvidarte.

Son cerca de las doce y no paro de bailar por si se acaba el día y todo ha sido verdad. 

He arrancado más espinas que flores, he sido una ilusa al creer que las primeras duelen más.

Bloody.







No hay comentarios:

Publicar un comentario